Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2010

Yoguea con medida. Practica con respeto

Imagen
Yoguea con medida, practica con respeto. Mantener una práctica constante, con disciplina, eso es yoga. Escucha a tu cuerpo. Mantente atento a sus necesidades, cuidalo. Y con esto me refiero a establecer una actitud consciente sobre cómo lo alimentas y cuánto tiempo le de das para descansar y recuperarse. “La práctica es el esfuerzo constante para detener las fluctuaciones de la conciencia”, afirma Patañjali en sus Yoga Sutras (I.13). Esto a colación por los resultados de la encuesta de febrero. Al preguntar ¿Con qué frecuencia practicar?, hubo un empate. 7% respondió que tres veces por semana. El 14% opinó que cinco veces. Y el empate estuvo en las respuestas: diario, cuatro y dos veces, cada una con el 26% respectivamente. En mi experiencia personal, el motor está en el gozo. Si te lastimas, no hay dicha al ejecutar una postura. Si un día antes de tu práctica cenaste un asado, tampoco habrá alegría. Si practicas un día sí, cuatro no y llegas con la intención de realizar la serie com…

El matrimonio entre movimiento y respiración

Imagen
Inhalo profundo, exhalo largo. Elevo brazos, inhalo. Frente a las rodillas, exhalo. Estiro la espalda, miro al horizonte... inhalo. Exhalo, voy la plancha, chaturanga... Si hay algo que distingue al Ashtanga Yoga de otros estilos es el vinyasa, ¡el matrimonio entre respiración y movimiento! ¡Una relación que no admite divorcios!
Y va más allá de inhalar-exhalar con cada movimiento. Cada postura tiene una respiración asignada. Generalmente cuando expando (y también cuando elevo) inhalo, y cuando contraigo (o voy hacia abajo) exhalo. Por ejemplo, inhalo al entrar en urdha mukha svanasana (perro mirando hacia arriba) y exhalo en ardho mukha svanasana (perro mirando hacia abajo). Aquí me detengo en otro aspecto característico del ashtanga yoga: no sostienes las posturas por largo tiempo. Recuerda que las posturas o ásanas son sólo una herramienta. Como dice David Swenson: “¿Cómo reaccionas ante una postura que disfrutas y una que detestas? ¿Amas una postura? ¿Odias una postura? No te pre…

Tu respiración es un mantra

Imagen
“Los beneficios reales del yoga no están en el exterior. Sólo recuerda: cuando tu casero vaya a cobrarte la renta, poco o nada la va a importar si puedes colocar la pierna detrás de la cabeza. Los beneficios de yoga son internos”. Esa fue una de las principales enseñanzas que me llevo después de haber practicado con David Swenson durante el taller que impartió del 19 al 21 de febrero en la Ciudad de México. Organizado por Shanti, Yoga y Reiki con el apoyo de Purno Ham, Yoga ySanación (y demás Yoga Shalas en México), la visita de David Swenson fue un verdadero recordatorio del por qué practicamos Yoga. Para mí fue particularmente especial ya que antes de llegar a Namaste Yoga & Pilates (sede del encuentro), tuve uno de esos días donde nada parece salir cómo tú quieres. Desde la señora que se te cerró en el tráfico hasta las correcciones que por alguna razón nunca llegaron para entregar el trabajo a tiempo, pasando por el “no sirve la impresora”, nada parecía fluir. Estaba agitado, …

Mirar afuera para observar el interior

Imagen
Seis de la tarde y sales de la oficina corriendo porque tienes una cena a las siete de la noche. El reloj lo tienes en contra. De repente, ya en la calle, descubres que hay una manifestación y los principales accesos están cerrados. Demasiado tarde, ya entraste en el tráfico y no hay para donde moverte. Enciendes la radio y a esa hora sólo transmiten noticias. Parece que todos los locutores se ponen de acuerdo y no hay nota que no contenga las palabras “crisis, violencia, inseguridad...” Ante este escenario, que comienza a ser pan de todos los días, recuerdas tus clases de yoga y comienzas a ser consciente de tu propia respiración. Con cada inhalación y cada exhalación te relajas y comprendes que lo que ocurre en el exterior no lo puedes controlar pero sí tienes el poder de decir cómo reaccionar ante estos estímulos del mundo. Recuerdas que tus sentidos están activos pero en lugar de dejar que se vayan hacia afuera, comienzas a desarrollar la mirada interior, a llevar tus sentidos ha…

Somos tan fuertes como lo es nuestro centro

Imagen
En toda postura activamos uddiyana bandha o "cierre ascendente". Se trata de una contracción muscular estática que se utiliza para concentrar la atención, estimular el calor y controlar la fuerza vital interior. Uddiyana es una suave elevación de la boca del abdomen en dirección a la columna. Gracias a uddiyana la atención se centra en el núcleo del cuerpo, el epicentro de todos los movimientos. Convertir ese núcleo en el centro de atención hace que nos movamos, respiremos y tengamos nuestro enfoque desde el centro.

Uddiyana tonifica los órganos internos y desempeña un papel vital en la protección de la parte baja de la espalda. Al meter el vientre hacia la columna durante las posturas se logra mayor estabilidad y apoyo para la parte baja de la espalda y el tronco. La base de la fuerza corporal reside en un centro fuerte, es decir, en un torso fuerte, lo cual incluye la musculatura de la espalda y la del abdomen. De la misma forma que una cadena es tan fuerte como el más débi…

Bandha o no bandha

Imagen
¿Qué contraiga qué....? ¿Qué cierre qué....? Después de la respiración ujjayi, el siguiente elemento básico en la técnica del ashtanga yoga son los bandhas. Bandha es el término que se utiliza en yoga para designar una contracción muscular o “candado”. Durante la práctica del Ashtanga Yoga se utilizan tres bandas:

Mula bandha
Uddiyana bandha
Jalandara bandha

Mula bandha y Uddiyana bandha se mantienen a lo largo de toda la sesión. Los bandhas se pueden contraer suavemente, con fuerza o en un término medio. En algunas posturas de la primera serie, un movimiento que nos puede costar trabajo de ejecutar o que incluso puede parecernos imposible resulta cada vez más fácil cuando se ha conseguido cerrar las bandhas.

Algunos de los efectos concretos de utilizar los bandhas durante la práctica de las posturas son:

Aumentan la fuerza física
Proporcionan control muscular
Sostienen la columna vertebral
Aumento indirecto de la capacidad de respiración

Mula bandha

La palabra sánscrita mula significa “raíz”. …

Si tu cambias, cambia tu entorno

Imagen
“No puedes exigir amor de nadie si antes no te amas a ti mismo”. Esa fue la invitación de Sol, una mujer de carácter fuerte y sonrisa amable quién nos guió en la experiencia inolvidable del Temazcal que vivimos en Tepoztlán este fin de semana.
El temazcal es un rito prehispánico de purificación. Es regresar al útero materno para salir renovados, con compromisos de vida fortalecidos para nuestro crecimiento. La ceremonia se realiza dentro de una construcción de adobe sin ventanas, con una sola entrada. Al centro, hay un pequeño pozo redondo donde se colocan las piedras volcánicas ardientes a las que, con cariño, se las llama las “abuelitas” y que son las generadoras del calor sanador. Antes de entrar, nuestra guía nos realiza un purificación con humo de copal. Al entrar, inclinamos la cabeza, pedimos permiso y en seguida pronunciamos en náuhlt Ometeótl,"aquél que está cerca de todas las cosas y de quien están cerca todas las cosas".
En el interior, ya con “las abuelitas”, se …

Practica y todo lo demás vendrá

Imagen
“Practica y todo lo demás vendrá”, dice K. Pattabhi Jois. El Ashtanga Vinyasa Yoga es vigoroso y divertido. Calma la mente de aquellos que siempre viven corriendo y despierta el ímpetu de quienes son más tranquilos. Desde mi experiencia, es un estilo que todos pueden practicar. En mi clase hay una adolescente de trece años y uno de mis compañeros está a punto de cumplir sus primeras cinco décadas. Sin embargo, para que tu práctica sea gozosa, segura y que permanezca por muchos años, es importante considerar algunos elementos técnicos para su práctica. Y si bien, la técnica no hace al yogui, si te permite ejecutar cada postura de manera segura y sin lesiones. Estos elementos son cuatro, no son visibles y David Swanson, en su libro Ashtanga Yoga, The Practice Manual (Asthanga Yoga Productions, Estados Unidos, 2009) dice “que sin ellos el yoga no es nada más que una expresión externa de un movimiento físico pero cuando se aplican estos cuatro principios sutiles de manera correcta, permi…

El elemento más importante

Imagen
“Tu respiración es lo que une tu mente a tu cuerpo, y a ti con el instante presente. Mantener una respiración constante y rítmica es el elemento más importante de la práctica del yoga”, dice Baron Baptiste, el fundador de Instituto Baptiste de Power Yoga. Y no puedo más que coincidir. Constantemente, mi maestro Kushala nos recordaba antes de iniciar cualquier práctica de Ashtanga Yoga: “si van a hacer algo hoy, que sea respirar”. Y ahí esta el primer principio que debe sustentar al practicante de Ashtanga Vinyasa Yoga: La respiración.
La forma en que respiramos durante nuestra práctica se conoce como respiración ujjayi que significa “respiración victoriosa” y se mantiene a lo largo de toda la secuencia (saludos al sol, posturas de piso, en el suelo, inversiones y secuencia final) hasta que llegas a tolasana (postura final de la balanza) donde se aconseja una respiración ujjayi pero más intensa y finalmente en svasana o postura del cadáver, donde tu respiración vuelve a su ritmo norma…

La respiración océanica

Imagen
“No se trata de llevar la respiración hasta el abdomen sino al pecho, pulmones y espalda. Es una respiración audible que posee una cualidad tranquilizante, rítmica y oceánica”, dice Baron Baptiste, el fundador de Instituto Baptiste de Power Yoga.

Para hacerte consciente de la respiración ujjayi puedes realizar los siguientes ejercicios:

-Coloca el dedo índice en espacio blando que se encuentra entre las clavículas.
-Con la boca cerrada, inhala por la nariz y contempla cómo los músculos en contacto con el dedo efectúan una ligera y suave contracción. Baptiste aconseja: “Imagina la respiración como un viento purificador que barre todo pasando por ese punto blando en la base de la garganta”.
-Para la exhalación, coloca la mano frente tu cara como si fuera un espejo. Con suavidad contrae el vientre y, con la boca cerrada y los músculos de la garganta todavía contraídos, exhala por la nariz como si quisieras empañar ese espejo. La exhalación es prolongada. Siempre inhala profundo y exhala…