Sankalpa, una intención clara, una acción precisa

     La gratitud es una cualidad que debe estar presente en el practicante de yoga: agradecer por el nacimiento y la experiencia de esta maravillosa vida humana, agradecer por los maestros y sus enseñanzas, agradecer por todas las condiciones propicias para poder realizar nuestras prácticas.
     Por eso, no puedo más que expresar mi eterna gratitud por lo que vivimos del 31 de agosto al 2 de septiembre en nuestro primer fin de semana de yoga: Aventura hacia el interior.
     Todas las condiciones fueron propicias para poder vivir la experiencia de que con una intención (sankalpa) claro, y una acción precisa y consciente los resultados son perfectos. Meditamos, cantamos, practicamos ásanas en los estilos de Iyengar, Ashtanga y Sivanananda, tuvimos talleres para contemplar los Yoga Sutras de Patañjali, recitamos el Rudram, y al final, la sonrisa de cada uno de los participantes reflejó que no hay nada más valioso que una mente en calma y un corazón compasivo.
     Quiero aprovechar este espacio para agradecer a todo el equipo de Chintamani, lugar donde se realizó el retiro. La comida fue deliciosa, preparada con el entendimiento de que la alimentación es esencial para recorrer el camino del yoga. Las instalaciones inmejorables y uno puede respirar la calma, el enfoque y la dedicación del trabajo acumulado en este lugar. Recomiendo ampliamente el Centro de Retiros Chintamani (www.retirosenmexico.com) para la organización de eventos.
     Por otro lado, quiero agradecer a Alejandro Déciga Duran, staff de Om Yoga Hoy, por toda su dedicación y servicio para resolver la logística de atender a 21 practicantes. Tu trabajo fue impecable. ¡Ahó!
     No puedo dejar de manifestar mi gratitud por la calidez y sabiduría de Martín Zárate quien con su proyecto de http://www.sadhakyoga.com/ ha logrado impartir la enseñanza del yoga con gran claridad y sentido del humor. Fue increíble tenerte en México y compartir el shala contigo.
    Y finalmente, el agradecimiento a cada uno de ustedes, practicantes, quienes le dieron un brillo a estos tres días con su presencia luminosa. Su energía, su disciplina y dedicación hicieron que fuese un fin de semana inigualable. Estoy más que agradecido porque el futuro del yoga está en ustedes. Mientras haya practicantes, habrá maestros para impartir enseñanzas, shalas, centros de estudio. Ustedes son la semilla del loto que florece con su entusiasmo. Mi eterno agradecimiento.
    Nos vemos en enero de 2013, cuando celebraremos nuestro próximo fin de semana de yoga. El tema será: El yoga de las grandes virtudes.

¡Namáste!

Dan

Comentarios

  1. Dan... Gracias por esta hermosísima aventura hacia el interior, por recordar que aunque el camino espiritual es individual, siempre podemos cantar, meditar y practicar juntos. Gracias por la enseñanza tan profunda del gozo, la dicha y la compasión; porque sin dicha, no hay yoga... y en realidad, no hay nada!

    ResponderEliminar
  2. "¡Gracias!" a usted Maestro querido porque nos convoco, nos lleno de amor, de enseñanza y de mucha luz y porque al final del día fue maravilloso estrechar nuestros corazones... Verlo sonreír y mirarle los ojos llenos agüita por tanta emoción a punto de desbordar, fue increíblemente conmovedor.

    Qué el eterno SOL lo ilumine hoy y siempre !!

    ¡Ahó!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Participa, comenta. La comunidad es un sustento importante para las prácticas.

Entradas populares de este blog

El kirtan, la práctica más agradable para silenciar la mente