Bienvenido 2012


Queridos amigos,

Estamos iniciando un nuevo periodo en el calendario gregoriano. Atrás han quedado 12 meses que estoy seguro habrán traído grandes enseñanzas de vida. El yogui es un ser despierto, con los sentidos alerta. Vive en el mundo pero no se identifica con él. Usa sus órganos de percepción para cumplir con su dharma (deber) en el mundo pero también para estar alerta de las lecciones que lo ayudarán a cultivar un cuerpo sano, una mente en calma y un corazón compasivo. Para eso practicamos yoga, para vivir una vida plena, feliz, ecuánime ante los ritmos impredecibles y las situaciones que están fuera de nuestro control. Es mi intención que todo lo que aprendamos juntos este año nos ayude a apreciar las múltiples bendiciones que recibimos a diario y también que nos ayude a mantener el centro. Tal y como dice mi maestro Bernardo Kushala Camarena: "El conocimiento que no se vive, que no se convierte en sabiduría y sustento de vida diaria tiene el potencial de convertirse en conocimiento pretencioso. Solo un rostro más para el ego por más yóguico que parezca".
Así que llevemos afuera, a la vida diaria, ese estado que cultivamos en yoga. Yo les comparto algo que escribió mi maestra Jñana Dakini, directora y fundadora de Yoga Espacio:

Del tapete de yoga a la vida

1. Que las formas hermosas de las āsanas, se traduzcan en formas hermosas de vida fuera del tapete.

2. Que la energía depositada en lograr āsanas complejas, se convierta en energía para lograr las aspiraciones más profundas.

3. Que la flexibilidad que se obtiene con la práctica de las āsanas, nos vuelva flexibles y comprensivos ante situaciones inesperadas.


4. Que la fuerza que depositamos en las āsanas, se convierta en fortaleza para ayudar a otros y al mundo.

5. De la misma manera que en el tapete somos amigos de la vaca, el pez, la grulla, el camello, cocodrilo, perro…. que seamos amigos de todos los animales y todos los seres sintientes.

6. Que igual que nos mantenemos en equilibrio mientras estamos parados sobre la cabeza, que nos mantengamos en equilibrio cuando el mundo se pone “de cabeza”.

7. Que la atención y concentración que aplicamos al hacer āsanas, la apliquemos en toda actividad y tarea del día.

8. Que el gozo que ponemos al hacer las āsanas, sea un gozo permanente ante el hecho de estar vivos.

9. Que igual que nos movemos rápido o lento al hacer las āsanas, aceptemos los diferentes ritmos en que transcurre el oleaje llamado vida.


10. Que igual que llegamos a Savasana, la postura del cadáver, en tranquilidad y gratitud, que de la misma manera nos mantengamos en tranquilidad y gratitud ante la cadena de eventos impermanentes que llamamos VIDA.

Jñana Dakini, enero 2012

Comentarios

  1. QUÉ BUENO! QUÉ BIEN DICHO! ME ENCANTÓ! un gran modo de resumir como es de aplicar lo que se aprende en la práctica! MI ALMA SALUDA A TU ALMA

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Mónica qué así sea!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Participa, comenta. La comunidad es un sustento importante para las prácticas.

Entradas populares de este blog

El kirtan, la práctica más agradable para silenciar la mente