Día 3

Haridwar

El tren sale a las 12 de la noche rumbo a Haridwar, uno de los lugares más sagrados para los hindúes. Debo confesar que para una persona que no conoce el sistema de trenes en la India puede parecer caótico. Unos a amigos de Delhi me reservaron en boleto pero cuando llegas a la estación debes verificar unas listas que confirman tu numero de asiento. Sugiero que alguien te acompañe porque de lo contrario puede parecer demasiado complicado.
Nuevamente, la pérdida de la individualidad. El tren tarda generalmente 3 horas en llegar a Haridwar (a 251 km de Delhi). Mi boleto es de segunda clase y comparto con tres pasajeros más. Los asientos están diseñados para que uno pueda dormir. Elijo el compartimiento de arriba. El hindú, aunque puede parecer rudo en algunas de sus formas, es muy generoso y me ofrece su ayuda para explicarme donde están las sabanas y las cobijas. Uno de mis compañeros es un ingeniero que trabaja para una compañía nórdica. Habla perfectamente inglés y también se dirige a Haridwar. Se ofrece a despertarme cuando lleguemos. Es de gran ayuda porque uno debe estar pendiente en cada estación. El viaje va muy retardado porque hay mucha niebla. En lugar de tres horas, tarda seis. Llegamos a las 6 de la mañana y tomó un famoso rickshaw, los transportes motocicletas que me llevarán al āshram de Shanti Mandir en Haridwar. Se dice que el āshram es el lugar donde se acaban todas las fatigas del mundo. Coincido.
Toco la puerta y un ashramita joven me recibe: "Welcome". Me lleva a una sencilla habitación y me indica que hay toilet occidental. Estoy agradecido. Paso, me lavo la cara y enseguida me incorporo al canto de la Guru Guita. Hay una paz y una calma revitalizadora. Termina el canto y me voy a bañar para tomar el desayuno. No hay regadera. Es agua caliente y a jícaras. Bajo y el desayuno es sencillo. Una mezcla deliciosa de arroz y maíz con te Chai. Lo tomamos en el piso. No hay actividades hasta en la tarde. Voy a conocer Haridwar. Estoy feliz. El āshram hay un mensaje que se lee: "el yoga es habilidad en la acción". No puedo estar más de acuerdo con esta gran enseñanza.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El kirtan, la práctica más agradable para silenciar la mente

Yoga, ¿para qué?

Yoga: filosofía para una vida plena