Todo lo que somos ahora tiene un antecedente. Colaboración de Adesh Kaur

Existen filosofías que avalan la reencarnación como el medio de aprendizaje del alma, para reencontrarse de nuevo con su creador. Yogui Bhajan decía que para llegar a forma humana, debimos pasar 8.4 millones de existencias. Si es cierto, ya estamos algo vividos….¿no creen? Para muchos practicantes de yoga esta afirmación tiene sentido porque en el Universo todo es un proceso y nosotros somos parte de él. Las teorías pueden ser las más convincentes y discutidas. Habrá quienes están a favor o en contra de la reencarnación. Sin embargo, lo que sí es un hecho es que estamos en esta vida para ser mejores seres humanos cada día. Todo lo que somos ahora tiene un antecedente y ese antecedente tuvo un previo y así sucesivamente. Por lo tanto, no sería ilógico pensar que esta existencia tenga su antescendetes también.

Todo lo que somos ahora tiene un antecedente.

Lo que sin duda estamos viviendo es también un presente que carga su historia y que para muchos de nosotros es un constante desafío. El asunto se pone interesante al ser consciente de que cada acción tiene una consecuencia y la buena noticia es que  muchos recursos para ir limpiando el camino y seguir por la vida con más ligereza y efectividad.

Sigues atado a la consecuencia de la reacción que no te permite ver con claridad y menos con el corazón.


Todos somos también una consecuencia de nuestros antepasados y tenemos ese resumen dentro de nosotros. El maestro de Naam Yoga, Gurunam, dice que traemos la influencia de siete generaciones, tanto de nuestro padre como de nuestra madre. Esto me hace reflexionar lo resistente que somos. Así que traemos sobre nosotros demasiadas cosas que debemos liberar por nuestro bien y el de las generaciones futuras.
¿Cómo quieres volar por la vida más libre si sigues atado al karma? Sigues atado a la consecuencia de la reacción que no te permite ver con claridad y menos con el corazón.
Se dice que existen karmas que son incambiables y se tendrán que experimentar; pero hay otros que se pueden neutralizar. Para esto último hay muchas opciones, desde el pensar, sentir y actuar correcto, hasta meditaciones, rezos, visualizaciones y más. Dentro de la sabiduría del kundalini yoga, existen meditaciones y rezos que reescriben tu destino, tienen la capacidad de neutralizar los karmas.

Cada vez que nos volvemos más luz somos capaces de ser más puros en nuestras intenciones al momento de pensar, hablar y actuar, trayendo a nuestra vida Dharma y no karma. La pureza de nuestro ser es lo que tiene que prevalecer por encima de nuestra oscuridad. Ahora más que nunca los procesos de liberación, desintoxicación, limpieza están acelerados; por ello es una magnífica oportunidad de aprender a cortar cuanta atadura kármica esté por ahí.

Cada vez que nos volvemos más luz somos capaces de ser más puros en nuestras intenciones.

Se te invita al taller Disminuyendo tú factura kármica que se ofrecerá el sábado 12 de marzo de 10:00 a 14:30 hrs en Espacio Púrpura (un lugar para el yoga, la meditación y otras prácticas en la Ciudad de México). Imparte Adesh Kaur, maestra de kundalini y naam yoga, sanadora reconectiva y coaching personal. Para más información llamar al 3613 3727 en la Ciudad de México. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

El kirtan, la práctica más agradable para silenciar la mente

Yoga, ¿para qué?